RSS

Celebra la Fiesta de Pascua sin gluten

La Fiesta de Pascua es una fiesta de muchas tradiciones en la que se preparan dulces típicos. Ahora las personas que no toleran el gluten también pueden disfrutar de estos dulces sin temor. Haciéndolos ellos mismos.
Hemos encontrado estas dos recetas en la web de: singluten.com.

¡Felices Pascuas!




ROSCA DE PASCUA SIN GLUTEN
Ingredientes:
  • 12 cucharadas de leche en polvo
  • 9 cucharadas de almidón de maíz
  • 7 cucharadas de harina de mandioca
  • 2 cucharadas de harina de garbanzos
  • 3 cucharadas colmadas de azúcar
  • 50 gramos de mantequilla
  • 25 gramos de levadura apta para celiacos
  • Ralladura de 1 limón
  • Unas gotas de agua de azahar
Preparación:
Disuelve la levadura en un poquito de agua tibia y una cucharadita de azúcar; deja fermentar. Cuela los ingredientes secos y mézclalos en un recipiente. Agrega la mantequilla desgranada hasta que queden migas. Agrega también unas gotas agua de azahar y la levadura fermentada, revuelve bien con cuchara de madera. Toma con las manos y forma una rosca.
Coloca en un molde de 26 cm. de diámetro, deja levar antes de llevar al horno, decora con crema pastelera con manga lisa. Cocina en horno moderado hasta que esté la rosca esté dorada.



HUEVOS DE CHOCOLATE SIN GLUTEN
Ingredientes
  • 1 kilogramo de chocolate cobertura apta de buena calidad
  • Confites, caramelos, chupetines y juguetitos
  • Glacé real: 5 claras de huevo, 1.250 gramos de azúcar impalpable, jugo de un limón.
Utensillos: 
moldes de Huevos de Pascua o figuras, mangas y boquillas, pincel de cerda fina.
Explicación
Preparación de los moldes
  • Los moldes se compran en casas de repostería. Algunos huevos de marcas comerciales “caras” vienen en envases con forma de moldes que pueden servir para hacer nuestros huevos caseros.
  • Antes de utilizar los moldes, los limpiamos con un papel de seda o rollo de cocina en seco, o bien los lavamos con agua tibia y jabón y los secamos muy pero muy bien.
  • Por último, les pasamos un paño limpio humedecido en alcohol y un paño seco. Esto libera a los moldes de la grasitud que puede hacer que el chocolate quede adherido al molde y se pegue. Cada vez que utilicemos los moldes, debemos repetir el proceso de limpieza.
Fundido del chocolate
  • Picamos a cuchillo 800 gramos del chocolate cobertura en trozos medianos en un recipiente que sirva para llevarlo al baño María. Llevamos el recipiente al fuego sobre otro con agua hirviendo pero mantenemos el fuego bien bajo para evitar que el chocolate se espese.
  • Derretimos el chocolate durante 3 o 4 minutos aproximadamente, revolviendo sin parar, hasta que llegue a los 39 a 45 grados de temperatura.
¿Cómo comprobamos la temperatura?
  • Retiramos un poco de chocolate con la espátula y lo probamos presionándolo entre los labios: si se endurece el chocolate quiere decir que ya está a punto. Retiramos el chocolate del fuego, agregamos los 200 gramos de chocolate restantes y revolvemos hasta que se disuelven.
Bañar el molde
  • Tomamos los moldes de los bordes. Mojamos el pincel en el chocolate y pincelamos el interior del molde desde el centro hacia fuera para se adhiera bien a las paredes.
  • Una vez cubierto, golpeamos un poco el molde sobre la mesa para asentar el chocolate y que quede más brillante. Llevamos el molde, boca arriba, a la heladera, durante 10 minutos aproximadamente. No es necesario enfriar totalmente el molde, solo hasta que el chocolate coagule.
  • Retiramos los moldes de la heladera, aplicamos una segunda mano y reforzamos los bordes con otras manos más que es dónde se van a pegar la mitades. Ponemos el molde boca abajo, sobre una bandeja cubierta de papel manteca y llevamos nuevamente a la heladera durante 25 minutos hasta que el chocolate esté bien firme.
Desmoldado
  • Limpiamos bien las aletas del molde con una espátula plástica y luego presionamos con la punta de los dedos en el borde más ancho. El chocolate ya moldeado sale fácilmente. De no ser así se vuelve a colocar en la nevera unos minutos más. En una de las mitades ponemos un poco de confites o sorpresas. Unimos las dos mitades con un poco de chocolate.
Decoración
  • Hacemos una guarda de glacé real con una manga de pico grueso por todo el borde de los huevos. Con una boquilla fina y glacé rebajado con agua caliente, hacemos dibujitos alusivos o escribimos mensajes sobra ambas caras del huevo.
Preparación del glacé real
  • Ponemos en un tazón 5 claras de huevo, revolvemos con cuchara de madera, y agregamos de a cucharadas aproximadamente 1 y 1/4 kg. de azúcar impalpable hasta lograr una preparación espesa. Incorporamos el jugo de limón, colado y seguimos revolviendo.
  • Si se desea un glacé real más blando, se añade más jugo de limón. Si se desea más espeso, se incorpora más azúcar. Se conserva tapado con film y para hacer un baño de torta se rebaja con agua caliente.
*12 unidades chicas o cuatro grandes, según el tamaño del molde.

Fotos: singluten.com

 

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS